BLog - Cómo Lidiar Con Reuniones De Trabajo Si Eres Introvertido

¿Cómo lidiar con reuniones de trabajo si eres introvertido?

Debido a las bajas necesidades sociales de los introvertidos son normales las pocas ganas de asistir a reuniones de trabajo, sin embargo, la comunicación es básica en los procesos de liderazgo... ¿Cómo sacar el mejor provecho de esos momentos al hablar en público ?

Pueden ser de frecuencia anual, mensual o semanal, pero algo es seguro... las reuniones de trabajo llegarán.

Habrá a quienes les resultará una tortura sentarse con un grupo de personas con distintas personalidades sabiendo que algunos tratarán de imponer sus opiniones sobre otros.

“¿Para qué voy a hablar?”, “Siempre hablan los mismos”, son algunas de las opiniones que he escuchado cuando he intentado aupar la participación en las reuniones que se realizan en uno de los departamentos de mi trabajo.

A pesar de que la tendencia empresarial es realizar menos reuniones debido al tiempo útil que se utiliza, el intercambio grupal de información es absolutamente necesario.

Cuando te inviten a las reuniones de trabajo fija tu objetivo

La primera razón para motivarte a la asistencia a las reuniones de trabajo es saber con claridad para qué se requiere tu asistencia.

No es suficiente que quien convoque sepa los objetivos. Cada uno de los participantes debe tener claro el porqué (Sí, eso te incluye a ti 😜).

Debes tener los motivos bien fijados antes de acudir para evitar el juicio de "Es una reunión que no tiene sentido" y lograr el empuje para abandonar el resto de las actividades que requieren de tu tiempo.

Si sientes ganas de abandonar una reunión recuerda cuáles son los objetivos, verifica si se han desviado y si es el caso intenta devolverle el foco.

No solo estarás ejerciendo una labor de liderazgo sino que también estarás aportando a tu propio tiempo.

Fija tus objetivos al asistir a reuniones de trabajo.

Si sabes con claridad para qué asistes a la reunión, tu asistencia junto a tu preparación previa tomarán sentido de inmediato.

El flujo de información debe moverse en ambas direcciones

Varía tus roles de oyente y hablante.

Si las reuniones de trabajo con frecuencia se convierten en monólogos, difícilmente encontrarás razones para asistir a ellas. Es fundamental que incluyas tu participación en los momentos indicados.

Revisa de nuevo los objetivos y verifica cuál es tu aporte a la situación.

Si puedes convertir un monólogo en un diálogo constructivo, sin desviar los objetivos, no solo agregarás dinamismo sino que lograrás que cumpla con su función.

En determinado momento puede cruzar por tu mente el pensamiento de que tu opinión no es importante, pero si fuiste convocado es porque se espera que aportes información valiosa.

Tu comentario, idea u opinión es necesaria.

Anota las acotaciones que quieres realizar y compártelas en el momento que consideres adecuado.

¡No dejes de prestar atención a lo que está ocurriendo!

Es concentrándote en lo que está pasando lo que te dirá el momento de hablar en público, y no pensar “¿Es esta la oportunidad para hablar?”.

Si tú convocas reuniones de trabajo

¿Cambia el panorama, no? (Ahora la reunión es lo más importante del mundo 😌)

Los principios seguirán siendo los mismos, pero reposarán sobre ti con más responsabilidad...

Fija las metas

Si los participantes conocen la importancia del por qué fueron convocados tendrán más oportunidades de integrarse al proceso.

No es un monólogo

Pregunta la opinión del resto, individual o grupal, para fomentar la participación.

El tiempo es finito

Aunque hayas tomado confianza y ahora sientas que podrías hablar por horas: ¡Menos es más!

Las reuniones son necesarias

Ya sea como participante o como quien convoca, debes reconocer que las reuniones de trabajo son fundamentales para el proceso comunicativo, pero no suficiente.

Pensar que solo realizando una reunión se establecerá la comunicación es un poco iluso. Utilízalas como estrategias de integración dentro de los límites permitidos.

Recuerda que tu opinión y la del resto del equipo son necesarias.

Aporta valor al hablar en público y no te duermas en los laureles.

¿Que opinas?

¿Es posible para un introvertido estar cómodo en las reuniones de trabajo?

¿Solo asistes a reuniones o también las convocas?

¡Dime en los comentarios qué piensas!

Infografía | Los introvertidos y las reuniones de trabajo

Mejora tus habilidades para hablar en público y crece profesionalmente.

Recibe en tu correo las publicaciones semanales del blog junto a contenido exclusivo.

  • Hablar con confianza utilizando el liderazgo para introvertidos.
  • Comunicación asertiva para afianzar tu camino profesional.
  • Próximo eBook exclusivo en primicia.

Carlos Fernini

Actor de teatro, ingeniero y autor de carlosdehecho.com. Escribe sobre la movida teatral de Maracaibo y las técnicas que ha consolidado para hablar a un público profesional con confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *